26 de febr. 2009

Mi primera vez... del año.

Aprovechando que los días empiezan a ser tímidamente más largos, llevo un par de semanas (vale, tres), que aprovecho después de trabajar y me doy un paseíto por Collserola. Hasta ahora, y viendo el estado general de los senderos, llenos de árboles caídos, no había tenido valor de ir a bajar por el sagrado viaducto.

[Inserto reflexión aquí]
¿Porqué la gente le llama el acueducto, si el puente que se pasa al principio es claramente un viaducto?¿O acaso alguien ha visto pasar agua por allí?.
[Fin de la reflexión.]

Aclaremos. No es que yo sea muy valiente y haya ido a la aventura a encontrarme árboles caídos y sitios en los que no poder pasar, no. A la altura de Can Borrell me he cruzado con un auténtico niño-friki-biki completamente equipado con su bici rígida-free, sus shorts y su casco integral, que evidentemente sólo podía haber bajado por el viaducto (perdón, el descenso de Collserola según ellos. O será de Kollserola, que queda más radical?). Es igual, si el elemento en cuestión ha sido capaz de bajar, eso es que no hay árboles ni impedimentos, más allá de los naturales.

Dicho y hecho, después del subidón de rigor por el Sol i Aire, llega el momento de la bajada. Y éste es el resultado.

que alegría!

Para aquellos que no lo sepan, esa goma roja que rodea la barra de la SID no está ahí para marcar cuánto recorrido se le saca. Bueno, técnicamente sí, pero no es esa si misión verdadera, no. Eso es un (auténtico y genuino) medidor de alegría. Efectivamente amigos, esa sencilla goma roja, junto con su tabla correspondiente, permite obtener de manera inequívoca la cantidad de alegría y alboroto de la salida. Y en este caso, ha sido máxima!

guolcup como se puede ver

Ya que estamos con cosas geniales, esta semana he tenido dos eventos familiares de lo más genial. Uno. Hoy me he cruzado a mi father-in-law que bajaba por la Rabassada hacia Sant Cugat, equipado con su nueva Madone 11. Dos. El martes quedé con la Mamma que me tenía que dar una cosa. Pues bien, quedamos en Vallvidrera y los dos acudimos al lugar de la misma forma, pedaleando. Es muy genial y me encanta que sea así. Y a ver si alguno de los aquí presentes puede contar lo mismo.

Nada más por el momento.

23 de febr. 2009

Lecciones aprendidas.

Otro post, al más puro estilo Tiko. Esto es, poner siete entradas seguidas y luego vivir de rentas durante seis meses. Literalmente.

Ayer fué un dia muy aprovechado. No tanto a nivel de cosas hechas, sino a nivel de cosas aprendidas. Y como los blogs están para eso, pretendo compartirlas con todos vosotros. Y con vosotras tambien.

1.- No es necesario adelantar a 140km/h por una mini-carretera comarcal de curvas. Especialmente cierto si en el momento cumbre del adelantamiento te estás pasando el desvío que hay que tomar, y entonces te ves forzado a dar la vuelta haciendo mil maniobras en una entrada a una casa quinientos metros más allá (distancia de frenado 140 - 0).

2.- Si te advierten que el recorrido de cierta carrera de 64km se hace duro, concretamente el final, no es una actitud inteligente salir a ritmo de carrera de 15km. Omitir este punto en caso de ser un amante del sufrimiento innecesario o las rampas.

3.- Si el punto anterior no ha quedado claro, es feo abandonar por un error que uno mismo ha cometido. Lo que hay que hacer es asumirlo y arrastrarse silenciosamente hasta meta. Y ya que estás reventado, no intentar coger rueda de todo el que pasa, que van a ser bastantes.

4.- Hayas acabado el primero o el último, no eres un héroe. Está muy bien conseguir tus objetivos e incluso mejor superarlos, pero sea como sea, una carrera de 66km en un día de sol y que la acaban el 90% de participantes, no es una heroicidad.

5.- Si cierta marca de bicis te presta una para la temporada, y por lo que sea no te gusta, lo adecuado no es quejarte, sino romperla y esperar que te den una diferente. Y si esa tampoco te gusta, repetir.

6.- Por muy bien que vayan los calcetines hasta la rodilla para mejorar el riego sanguíneo, son feos. Feos de cojones para ser exacto. Mejor pasar penurias y rampas a llevar los calcetines.

7.- Parecido pero diferente. La gorra debajo del casco es un elemento de invierno, y sirve para intentar tapar un poco la cabeza y los ojos del frío y la lluvia respectivamente. Usarla un día soleado de privamera no sirve para nada. Y es fea.

8.- Si alguien piensa doparse, que lo haga (bueno, de hecho mejor que no lo haga), pero en silencio, sin vacilar de ello, y sin mostrárselo a los demás. Y sobretodo y por favor, que sea pillado.

9.- Se está estudiando una norma de la no-UCI según la cual sería ilegal entrenar, siendo sancionado cualquier ciclista que se encuentre entrenando, a cualquier hora del día y cualquier dia del año. La retirada de licencia sería inmediata y se llevaría a cabo por un no-juez de la no-UCI con bigote postizo y oculto detrás de un periódico.

10.- No es recomendable intentar robar en cierta tienda de bicis de Barcelona. Aunque la persiana esté a medias y no se vea luz dentro.

Si me acuerdo de más, las iré poniendo.

¿Sabéis donde queda La Roca Village?

Hay bastantes cosas que contar desde la última entrada en este blog. Demasiadas incluso. Pero como mi memoria y mis ganas de escribir no dan para tanto, pondré las más recientes o las que me acuerde o las que me apetezca. Como siempre, vamos.

Empecemos por el no-principio. El viernes pasado, nuestro querido Arnau primero de España, siguiendo órdenes precisas de su trainer, tenía que hacer algunos de esos simpáticos puertecillos costeros, y como no tiene muy clara la zona, pidió ayuda a quien menos debería, yours truly. La ruta fue diseñada con esmero para cumplir con las espectativas. Salida y llegada en La Roca, algún tramo llano para relajar y cinco puertecillos, alguno más conocido, alguno menos, y alguno nuevo. Si, habéis leido bien (aquellos que sepáis leer), un puertecillo nuevo.
En este punto puede haber discusión, porque ¿cómo se clasifica un puerto de nuevo? Puede ser nuevo para unos pero no para otros, para alguno o incluso para nadie, pero aquí pone nuevo como si hablásemos de un nuevo universal. Es sencillo, se agarra un experto en puertos de la zona, se le lleva engañado, y si no lo conoce, se cataloga como nuevo. Y así fué.

Perfil de los cinco puertos

El no puerto en cuestión (el último de ese perfil) recibe el irónico nombre de ca'l Alegre, y tiene rampas muy no-recomendables para hacer un viernes por la tarde. Así a ojo se suben unos 150m en un kilómetro exacto. Eh, pero aún así, ningún problema! Además, la comisión organizadora de La Clásica está estudiando el incluirlo en la siguiente edición del no-evento.

Hablando de cosas ilegales, el sábado por la mañana hicimos una no-ruta para ir a descubrir un camino que no es camino realmente, y que además es completamente ilegal, tanto que llega a finalizar en quatre camins. Después de despistar a todos los millones de personas que circulaban por los caminos (por los caminos que sí son caminos), pudimos acceder al secreto mejor guardado sin ser vistos, y así preservamos su anonimato. O no. En cualquier caso, volviendo a casa encontramos medio marcado el circuito de la Pedalada de Les Franqueses que ha sido este Domingo, y vimos con asombro cual es la no-mejor manera de salvar un árbol caído que queda a un metro y medio del suelo. A ver si lo adivináis.

- Cortar el árbol ofensivo.

- Señalizarlo y obligar al personal a agacharse.

- Buscar un paso alternativo.

- Montar una pasarela de madera hiper-deslizante, de anchura mínima justa para no poder poner un pié en caso de necesidad y con un marcado vértice.



Las tres primeras opciones dan poco pie a filmar un vídeo digno de youtube, con lo que la respuesta correcta es la cuarta. No sabemos el balance de víctimas de la pasarela, pero prometemos investigarlo. O no.

Creo que es suficiente de momento. En la siguiente entrega hablaremos del Maratón de ayer, de las cosas que hay que hacer y las que no, y del estilo en general. Stay tuned